Xx DeDoS mOjaDoS xX
jueves, abril 20, 2006 Confesionario (confensando mis pecados)

Confieso que discrimino, que mi obsesión por las vergas grandes tiene que ver con la medida de mi boca, de mi lengua y de mi trasero. Y que un hombre mal dotado, no me erecta ni el dedo chico del pies.
Confieso que amo la palabra pico y que no la uso por pudor.
Confieso que reprimo a la mitad a ese déspota, maniático, dominante y pedante tipo que soy, en la cama.
Confieso que no soporto prestar el culo o el pene si es que no quiero, y que cuando la rabia me toma, voy y me pongo en semanas de abstinencia.
Confieso que he tenido sexo con tipos de variadas profesiones, edades, nacionalidades y estratos sociales, pasando de gerentes, a estudiantes, ferianos, y uno que otro weón casado por ahí.
Confieso que si mi educación católica, apostolica y romana, potenciada por el colegio marianista al que pertenecí, no hubiese atravesado mi vida, sería un guarro de proporciones y dejaría incluso que un perro me lamiera las bolas embetunadas con mermelada.
Confieso que jámas he tenido sexo borracho, siempre me acuerdo de cada una de las mamadas que he dado en mi corta existencia.
Confieso que siempre, pero siempre me fijo en el paquete del mino que me gusta, así calculo su potencial y el goce a futuro que voy a obtener.
Confieso que me he corrido la paja varias veces teniendo sexo teléfonico con el primer candidato que se ofrezca en el chat, acabando en reiteradas ocasiones en las teclas del aparato.
Confieso que tengo la pátetica costumbre de gritar cuando me lo están metiendo muy fuerte y estoy a punto de irme cortado. Soy escandaloso, lo reconozco.
Confieso que mi pobre consolador ya está a punto de jubilar y que no me seguirá acompañando en mi tardes de autodescubrimiento sexual.
Confieso que mi fidelidad es falsa, más bien soy un obsesivo compulsivo al borde de ser un psicópata descarriado.
Confieso que me demoro en llegar al orgasmo, muchas veces no puedo acabar, prefiero mil veces complacer al otro, dejarlo seco, antes de mostrar mi vulnerabilidad cuando expulso toda mi calentura por mi conducto urinario.
Confieso que me gusta que me la metan hasta el fondo, que me den duro, rápido y fuerte. Sentir como el vello púbico roza mi trasero haciendole cosquillas.
Confieso que los mejores revolcones que he tenido, han sido los ocasionales, los de si te he visto no me acuerdo, porque quedo liberado de cualquier atadura.
Confieso que me masturbo en la ducha, en la cama, en el baño de la U, en el supermercado, en el mall, en el patio, en la casa de turno que esté visitando, en la boca de mi amante, en la cara de mi sometido, en el trasero de mi víctima.
Confieso que si fuera mujer sería peor de lo que soy, me los comería por montones, sin hacer muchas diferencias ni distenciones.
Confieso que me gusta exitarme mirando a los hombres en la calle, en la micro, en la U, y fantasear las cosas mas bizarras con ellos.
Confieso que me gusta el sexo, y que me den con tutti.
Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa, perdón por mis pecados, ahora y siempre por los siglos de los siglos.... Amén.

Xx Piero xX

Posted by il Piero :: 4/20/2006 09:41:00 p.m. :: 1 comments

Post / Read Comments

---------------oOo---------------