Xx DeDoS mOjaDoS xX
martes, agosto 15, 2006 ¡No tires la toalla!

Sinceramente creo que hay que probar las cosas para poder hablar de ellas. Sin fundamentos y sin experiencias concretas, los puntos de vista y sensaciones no serían los mismos, es por eso que soy un ferviente seguidor de probar de todo en la vida, de todo, y así tener la reconfortante sensación que no me quedo ni con las ganas, ni con la curiosidad, y que no me limito hacer lo normalmente establecido.
El otro día me estaba masturbando en el baño, me había empelotado, mojé mi miembro con agua fría para que quedara más duro, mas rígido y mas tieso, me senté en la tasa del baño, con las piernas bien abiertas y mirando fijamente mi cuerpo.
Me fascina admirar mis facciones y cada detalle, desde la forma de mis hombros, el contorno de mi vientre que se marca con el boxer, la manera como empiezan mis vellos y el cuerpo bien formado de mi pene.
Me chupé dos dedos y comencé a introducirlos lentamente en mi querido orificio. Mi ano es hambriento, le gusta comer cualquier cosa, por eso es peligroso que lo tiente con un par de dedos mojados, puedo despertar a una bestia que se encuentra dormida y después no hay forma de complacerlo.
La masturbación iba tomando ritmo. Me imaginaba en cuatro, parado, de rodilla, con las patas bien abiertas, tirado de guata, de espalda, de cabeza, de lado, y no lograba encontrar algo que me inquietara y me dejara con ganas de acabar.
Quise indagar en mi historial. ¡Uff! hay tantas cosas que puedo recordar, que voy a estar días si me pongo a pensar en cada una de las veces que he tenido el agrado de tener un pene junto a mí.
Decidí recordar, una de mis tantas aventurillas sexuales que tuve hace un par de meses atrás, con mi bien dotado vecinito. Estábamos follando de las mil maravillas en su pieza, tenía todo su báculo carnoso dentro de mí. De repente me daban ganas de gritar y soltar un par de gemidos, el dramatismo nunca es malo, hace el acto más entretenido.
De tanto darme por el culo ya me estaba cansado. Menos mal que se dio cuenta de la monotonía, entonces me lo sacó, se dio vuelta, abrió esas nalgas bien tiesas y duras que se gasta y me pidió que se lo metiera, pero eso sí, me aclaró que quería sentir un dolor anexo al mismo momento en que lo penetraba.
Abrí mi boca, escupí mi pene, mojé mis dedos, lo lubriqué y se lo introduje rápidamente, hasta el fondo, sintiendo como mis vellos rozaban sus nalgas.
Mientras hacía mis contorciones, pesqué una regla que tenía en su velador y le empecé a dar reglazos bien fuertes en la espalda. El instrumento es de esos metálicos, así que su parte trasera comenzaba a colocarse colorada, con cada golpe seco que le daba. Mi pene hacía lo suyo en su interior, mientras que mis ganas de pegarle aumentaban.
Los golpes ya no eran suficientes, me pedía más y más dolor.
Me levanté, saqué mi pedazo de sus entrañas, me dirigí al baño, tomé mi toalla Pokemón, la mojé, la estrujé y me dirigí nuevamente hasta la habitación.
Esta vez me tiré sobre él, no lo lubriqué, se lo chanté de una, quería que llorara, me gustó eso de tener el control y manejar la situación a mi manera. Gritaba como si fuera un niño, al que se le cayó su helado al suelo.
Mientras me lo cogía, pesqué la toalla y comencé a pegarle fuertemente. Primero fue su ya colorada espalda, después fue el turno de sus cachetes de hierro y finalmente crucé la toalla por su cuello y lo jalaba hacia atrás, queriendo cortarle por un momento la respiración. Pude ver que su semen fluía por debajo de su estomago y manchaba sin consideración el cubrecama, mientras que yo le arrojaba todo mi moco en su adolorida espalda. Se lo esparcí como si fuera un gel antiquemaduras, luego lo besé, me levanté y me fui.
Para poder acabar en el momento que me masturbaba en el baño, tuve que recurrir nuevamente a ocupar una toalla (parece que se está convirtiendo en mi mejor aliada), la humedecí, la enrollé, hice un bollo y la introduje en mi culo. Como estaba tan caliente me fui en un, dos por tres.
Al final tuve que refregar la toalla, sacudirla y colgarla nuevamente al lado del lavamanos, como si nada hubiera pasado, como siempre lo hago.

Xx Piero xX

Posted by il Piero :: 8/15/2006 07:08:00 p.m. :: 3 comments

Post / Read Comments

---------------oOo---------------