Xx DeDoS mOjaDoS xX
sábado, diciembre 02, 2006 Pollo a las brazas

Hace días que venía conversando con este tipo. Era un médico cubano de 35 años aproximadamente, que llevaba más de seis años viviendo en Santiago.
Cada vez que hablábamos por MSN me mostraba su verga de 21cm por cam.
Su miembro no era muy grueso, pero su tamaño me llamaba la atención y me invitaba a servírmela de una.
Nuestra cita siempre se aplazaba por algún motivo. O yo no podía por mis horarios de la U, o el tenía turno en el hospital, o simplemente le daba una negativa como respuesta, al no tener ganas de estar con alguien. Bueno!, soy sincero, ganas no me faltan, pero hay días en que ando con el culo sensible y no tengo interés alguno de que me introduzcan ninguna cosa.
Así fueron pasando los meses, mi calentura hacia su pedazote de carne se acrecentaba con cada tocación que me hacía mientras pensaba en él.
Hasta que llegó el día menos pensado. Era 31 de octubre, noche de brujas, que mejor instancia para montarme arriba de ese palo duro y recto, y echarme a volar por los cielos capitalinos.
Él me llamó y me dijo que me pasaba a recoger a en una estación del metro. Le dije de inmediato que sí, nunca tan tonto para perderme tamaña oportunidad.
Partí corriendo al bañó, me duché, estimule mentalmente a mi trasero, entusiasmándolo con lo que se venía. ¡Obvio! Debía prepararlo desde un principio, estaba dispuesto a recibir todo de una, y no quería quedarme con las ganas de no haber podido disfrutar a concho de ese miembrecillo.
Nos juntamos a las 9:30 a la salida de la estación. Cuando me acerqué me miró de pies a cabeza, en cambio yo, miré disimuladamente su bultito que se escondía entre sus piernas. Me dijo que lo siguiera y nos subimos a su auto.
Cuando íbamos en la calle, comenzó a tocar mis piernas y mi paquete. Me queda mirando y me pregunta: “¿te gusta el pico?
¡Ja!, ¡eso no se pregunta, está mas que claro que me gusta!, me dije para mí, añadiendo, “este no sabe con quien está tratando, jura de guata que soy un jovencito inocente que nunca ha hecho nada, de nada”
¡Sí!, me fascina, me encanta mamarlo y comérmelo todo, le respondí mirándolo fijamente a la cara. ¡Entonces pégale una chupada ahora!, ¡encantado!
Se bajó el cierre y se desabotonó el jeans. Se corre el bóxer y me saca el regalito que tenía para mí.
Me saboreé de una, humedecí mis labios con la lengua, abrí la boca y me lo metí todo pa’ dentro. Nunca había tenido un penen tan grande en mi boquita. Era tan largo que me llegaba a dar arcadas, pero debía contenerme, me gustaba sentir toda la boca ocupada y siendo atravesado por dicho miembro.
Era lindo. Largito, blanquito, perfumado, con su cabecita rosada, puntiaguda y con una textura suave. Lo único malo, es que a veces tenía ganas de sacármelo para poder respirar, pero no podía levantarme por que los autos se paraban a cada rato al lado de nosotros.
Después de mamárselo como 15 minutos, y con lagrimas corriendo por mis ojos, producto de tanta arcada que me daban, me dijo que me detuviera porque o sino iba acabar.
Mientras continuaba el viaje, se me ocurrió empezar a realizar preguntas de rutina, las típicas tonteras que uno dice para rellenar y hacer tiempo, por que sinceramente no estaba ni ahí con lo que respondía. En una de esas interrogaciones, se me ocurre preguntarle con quien vive, a lo que responde: “Te acuerdas que te dije con un amigo, con el que íbamos a participar los tres en algo”
A ver!, stop! Hice memoria, y en efecto, en una de nuestras conversaciones pasadas me comentó que tenía un amigo con el cual tenían ganas de hacer un trío, y de hecho, me lo había ofrecido, y yo pa’ hacerme el calentón le dije que sí.
Primera vez que el estomago se me revolvió y me dieron ganas de abortar la misión, pero no, mi lado ninfónamo me convenció de seguir con la aventura, convenciéndome que sería otra experiencia mas en el curriculun, dos minos más en la lista.
Antes de que sospechara por mi largo silencio, le dije que me fascinaba la idea que estuviéramos los tres, que por mi parte estaba dispuesto a todo, ¡a todo!
Llegamos al departamento, estacionamos el auto, subimos por el ascensor, como talla me tiro que si no fueran por las cámaras me habría hecho chuparle la corneta ahí mismo, encantado le dije.
Entramos a su casa y me topo con el otro tipo, con el tercero, con la pieza faltante.
El weon no era tan lindo como mi cubanito de penca larga, era ahí no mah, bastante chileno promedio pa’ sus cosas. Era un mino chico, medio rellenito, moreno, de pelo negro, pero a mi me daba lo mismo, con tal que me prestara su herramienta pa’ lamérsela, no hay drama alguno.
Me ofrecieron que si quería me podía bañar, me negué, prefiero hacerlo después.
El cubano se tiró a la cama, se sacó toda la ropa y comenzó a masturbarse. El otro tipo cerró las cortinas y colocó un cd de música ochentera, mientras que su querido Piero se sacó todo lo que traía puesto y se lanzó de una a seguir mamando esa porción de carne curda que tenía al frente.
En el instante que lo chupaba, sentía como dos dedos estimulaban mi culo, y lo humedecían lentamente, erectándome de tal forma que estaba a punto de estallar.
El tipo 2 (no me pregunten nombres por favor, nunca me acuerdo de esos detalles), se recostó frente al cubano, y ahí estaba yo, con dos vergas a mi dispocisión, una más larga que la otra, una más gorda, y ambas esperando partir en dos mi insaciable trasero.
Primero me comía una, luego la otra y así sucesivamente, hasta que el cubano se levantó, me puso a lo perrito, su colocó un condón, escupió mi culo y comenzó a introducir sus 21 cm por mis entrañas. Al principio me dolió y pedí a gritos que la sacara. Jugó un rato con sus dedos y la volvió a introducir, provocándome esta vez un placer incomparable, nunca antes experimentado. Sinceramente llegue a ver estrellas, por mí me quedo para siempre con su pene incrustado dentro de mí. En pocas palabras era esplendido.
Mientras me follaba, el contorneaba mi cintura con sus manos y me le daba pequeños golpes a mis nalgas, excitándome cada vez con el sonido que se producía.
Con un pene introducido en mi culo, el segundo tipo me tomó la cabeza, la inclinó y me hizo tragarme todo su miembro.
Era un sueño hecho realidad, por primera vez me sentí como un pollo a las brazas, atravesado por delante y por detrás. Los dos se movían, los dos se besaban, los dos me penetraban, los dos me daban placer, los dos querían poseerme, los dos vaciaban su apetito en mi.
El cubano se fue cortado primero, sacó su pene y se fue. Me dejó con el tipo 2, el que también quería ponérmelo. ¡Será!, me dije pa’ mi. Así que respiré hondo, miré el techo, abrí las patas, y dejé entrar a esa presa gorda.
Sentía calambre en mi entrepierna, mi culo se estremecía con la dureza con la que me penetraba. Me gustaba, me calentaba que fuera un caníbal salvaje conmigo. ¡Tómame!, ¡fóllame!, ¡mételo todo!, ¡hazme tuyo!, ¡acaba!, ¡acaba!, le gritaba mientras miraba sus ojos que cada vez se iban poniendo más blancos.
Cuando sentí que su pene empezaba a vibrar y que se venía el chorro, apuré el mío, y ambos eyaculamos poderosamente al mismo tiempo.
Quedé muerto, destrozado, exhausto, no me podía ni las piernas, ni el culo, ni nada.
Esperé un par de segundos, agarré mi ropa y me fui a bañar.
Sentía mi trasero demasiado abierto y no podía caminar mucho, no me dolía, pero pareciera que tuviera una perforación enorme.
Después de la ducha, el cubano se ofreció para ir a dejarme, obviamente acepté, ni cagando me iba a esa hora solo pa’ mi casa, menos con el culo a cuestas.
Cuando llegamos a mi casa, me bajé, cerré la puerta y me dijo: “apróntate, para la próxima, vamos a ser más”, “no hay ningún problema, yo encantado”, le respondí.
Ahora estoy esperando con ansías su llamado, una orgía no me haría nada de mal. Si se demora mucho en llamarme tendré que organizar una por mi propia cuenta. Mi trasero cada vez se ponen más hambriento, ya no se conforma con una sola verga, ahora postulo a ser penetrado por cuatro miembros. ¿Me la podré? Yo creo que sí, es cosa de intentarlo.

Xx PiErO xX

Posted by il Piero :: 12/02/2006 11:20:00 p.m. :: 3 comments

Post / Read Comments

---------------oOo---------------